CAMPUS FUTBOL BENASQUE17 OXIGEN SERVICES

Este verano nos vamos a Benasque a desarrollar un Campus de Futbol. Un entorno mágico, instalaciones de primer nivel (el CF Huesca realiza pocos días antes su stage de pre temporada), temperaturas agradables y muchas ganas de mejorar las habilidades de niños y niñas, generar convivencia, compromiso con el grupo y buen rollo.

La programación técnica está diseñada por Xavier Pedrero, actualmente preparador físico de la selección absoluta de Irak, con muchos años de experiencia como profesional y con una amplia formación y conocimiento del Futbol. ¿Quién mejor para ponernos en sus manos y confiarle la responsabilidad de diseñar el trabajo de campo que vamos a realizar?

Este artículo pretende dar a conocer la filosofía y el planteamiento del trabajo del campus en relación al futbol y a otros aspectos que no se pueden desvincular del crecimiento personal de los jugadores.

¿Interesante realizar un campus del deporte que se practica a lo largo del año?¿Qué virtudes destacarías de este planteamiento de trabajo?

Estamos hablando de chicos y chicas que van a disfrutar de la practica de su deporte, a ellos no les afecta ni condiciona la época del año; lo que les importa es jugar y pasarlo bien. El planteamiento es seguir practicando un deporte que te gusta pero desconectando de la competición, que es uno de los aspectos que define los deportes. Todos queremos jugar para competir y ganar, siempre se compite para obtener un resultado, y eso en ocasiones puede desgastar, así que los campus -como el que nos ocupa- te permiten bajar ese nivel de exigencia y entrenar y mejorar sin tener la vista de la competición en el horizonte, retomando el juego por el simple placer de jugar.

 ¿Trabajo analítico o global? ¿En qué proporción?

Si hablamos de fútbol y entrenamiento profesional, a mi modo de ver, como en todos los aspectos de la vida, en el equilibrio está la clave. Ni todo analítico, ni todo global; lo que creo más interesante es disponer de todas las herramientas y saber cuál utilizar en cada momento para conseguir el objetivo deseado. No soy partidario de encasillarme en una filosofía de trabajo; a veces analítico y a veces global.

Ahora bien, si hablamos de los entrenamientos del Campus de Futbol Benasque, todo global y todo jugado. Nuestro objetivo será el entrenamiento para la evolución del jugador, no el entrenamiento para la mejora de un equipo cuyo objetivo sea ganar el próximo partido.

 ¿Se puede o se debe buscar una mejora de la condición física en esta etapa del año?

Aunque quisiéramos desarrollar algún componente físico de manera específica, durante la duración del campus no tenemos tiempo de generar adaptaciones a medio o largo plazo así que aunque quisiéramos, no podríamos. Lo que sí se desarrollarán serán experiencias coordinativas y habilidades motrices, algo mucho más enriquecedor que la condición física a estas edades. Cuánto mayor sea el repertorio de habilidades motrices de que un jugador pueda disponer, mayor será el potencial de dicho jugador o jugadora.

 ¿De qué modo podemos involucrar a los jugadores en ser protagonistas de su propio proceso de aprendizaje?

En mi opinión la mejor manera de involucrar al jugador es haciéndole saber el porqué se hace cada cosa, que se dé cuenta de que nada se hace porque sí; si hacemos un ejercicio de pases con movimiento, que entienda ese movimiento y ese pase en el contexto del juego, no hay nada que se haga sin un motivo, todo tiene un componente vinculado al juego. Todas las actividades tendrán mayor o menor componente de toma de decisiones, empezando por lo más simple para evolucionar a más complejo, pero siempre con aspectos reales de juego. Nada se hace porque sí, ni los ejercicios de calentamiento.

 Al relacionarte con jugadores de futbol profesionales, seguro que observas aspectos personales o formas de ser que se reproducen en muchos deportistas. ¿Qué valores crees que ayudan a un deportista a llegar hasta el primer nivel? ¿Cómo podemos despertarlos, estimularlos y mejorarlos a través de las dinámicas del campus?

Para eso lo mejor es conocer a futbolistas de primer nivel, invitarlos a charlas con ellos y a pasar ratos juntos. La característica principal que he observado a lo largo de los años es que el futbolista que es profesional, normalmente, es porque quiere ser profesional y lo tiene muy claro; pero no sirve querer, como queremos todos, significa querer y levantarse por la mañana condicionando todas las decisiones al objetivo que tiene seguro en la cabeza: ser deportista profesional. Para desayunar, para dormir, para escoger conductas y comportamientos… Todo en su vida esta ligado a ese objetivo, desde que se levanta hasta que se acuesta. Un valor: el compromiso con lo que deseas.

¿En qué puede beneficiar este campus a los participantes?

En los hábitos saludables, en disfrutar del verano mientras juega, en la creación de nuevos vínculos afectivos, en la práctica de actividad física, en el crecimiento personal, en la mejora de la autoestima, en la comprensión del juego, en el autoconocimiento, en la mejora de la técnica, en la práctica del inglés, en desarrollar nuevas habilidades motrices, en la resiliencia… son tantos los beneficios que no podría nombrar uno principal. Bueno sí, el placer de jugar.

 

Esperamos ofrecer buenas experiencias a los participantes y estar a la altura. Que las espectativas generadas se alcancen e incluso se vean superadas.

Xavi, muchas gracias por compartir con nosotros un poquito de tu experiencia.

INSCRIPCIONES abiertas hasta el 25 de julio. Plazas limitadas por riguroso orden de inscripción.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *